Estas rodillas son una ruina

Cambiando el recorrido

Hoy he dejado el polideportivo y me he ido al parque que está al lado, el parque de Castilla la Mancha, así por lo menos dejo de lado un poco el asfalto.

He medido con el Google Maps un mini circuito de 505 metros y me he puesto a dar vueltas como una peonza. La verdad es que no se corre mal por el parque pero creo que tendré que buscarme otros recorridos porque resulta bastante aburrido que las vueltas sean tan cortas.

Huyendo de la lluvia

Hoy he vuelto a sacar las zapatillas de correr, aunque en este ocasión he ido con los dos niños, cada uno con su bici. Esta vez se que no podré hacer todo el recorrido de una vez porque Alberto todavía no sabe bajarse de la bici así que cuando pare para beber, cada 2 vueltas más o menos, tendré que parar con él para ayudarle.

El caracol repite

Como no tenía agujetas he decidido salir hoy otra vez, aunque esta vez me he llevado compañía, mi hija mayor se ha venido conmigo, eso sí ella con su bici, así que nos hemos plantado en el polideportivo Juan de la Cierva a dar algunas vueltas.

El caracol comienza a andar

Hoy por fin he empezado con esto de correr. Bueno la verdad es que había salido un par de veces con los niños pero iba a su ritmo así que realmente el comienzo "oficial" debe ser hoy.

Después de haber echado los higadillos varias veces mientras enseñaba a mi hijo pequeño a montar en bici (el en bici y yo corriendo a su lado por si se cae), he decidido que tenía que mejorar mi forma física para por lo menos ser capaz de aguantar algo más de 10 minutos corriendo a su lado.
Distribuir contenido
Primary menu