El regreso de la sombra

Llevaba bastante tiempo sin hablar con él (¿o se trata de ella?) y ya pensaba que había hecho o dicho algo que había herido sus inexistentes sentimientos pero para mi desgracia o no era eso o se le pasó el enfado, porque tras muchos meses de caminar junto a mí en los días soleados y en las noches iluminadas volvió a hacerse oir.

  • Te ha llegado una notificación de Interior
  • ¿Mande?
  • Me has oído así que no te hagas el sordo. Tienes una notificación de interior para que te persones el 29 en Soto del Real.
  • ¡¿En la cárcel?!
  • De momento en el pueblo, supongo que para hablar con alguna autoridad y según lo que salga de ahí no me extrañaría que te encerraran de por vida.
  • ¿Pero por qué?
  • Tú sabrás lo que has hecho, pero ya sabes con estas cosas, es mejor que vayas tu mismo a que sean ellos los que te lleven porque encima si les cabreas seguro que te meten más tiempo y como compañero de celda te ponen a un maromo de 2 por 2.

Esto fue el jueves pasado y aunque debería estar más que escarmentado de las movidas extrañas en las que me suele meter mi sombra, ante la posibilidad de que fuera cierto decidí hacerle caso e ir el domingo por la mañana a ese pueblo de la sierra.

  • Ah, y llevate ropa cómoda por si tienes que salir corriendo delante de los funcionarios de prisiones
  • No me jodas

El domingo por la mañana me levanté pronto y tras pasar brevemente por el campo de concentración del Popular para dejar a una de sus esclavas me dirigí bastante preocupado al pueblo.
Como no podía ser de otra forma había hecho caso a todas las instrucciones que me había dado mi sombra e iba equipado con rópa y zapatillas cómodas para correr, aunque no tenía la más mínima intención de escaparme, si finalmente acababa en la cárcel sería todo por algún malentendido que se arreglaría rápidamente y lo de huir estaba claro que no iba a ayudar lo más mínimo.

Una vez allí me dirigí a la dirección que me había dado y me encontré con un montón de gente que al igual que yo iban "uniformados".

  • Toma, pontelo en el pecho o en la punta de la ... nariz .-me dijo mi sombra mientras me soltaba un papel con un número
  • ¿Qué es esto?
  • No preguntes, ¿o es que prefieres que el número te lo marquen a fuego en la piel como solían hacer con los judíos en los campos de exterminio?

Por supuesto hice lo que me decía aunque me costó lo suyo debido al estado de nervios en que me encontraba. Esta vez, la jodida sombra va a tener razón, me decía a mí mismo mientras intentaba recordar qué había podido hacer para que me encontrara a punto de ingresar en prisión y sin juicio ni nada.

Unos momentos después, que se me hicieron eternos, y tras ser guiado por mi sombra a un punto donde se habían acumulado todos los delincuentes (porque estaba claro que aunque en mi caso se trataba de un error, el resto debían haber cometido delitos muy graves) me soltó de sopetón:

  • Ponte a correr ¡pero ya!
  • ¿Cómo?
  • Que si aprecias en algo tu pellejo echa a correr como hace el resto
  • Pero ¿por qué? .- pregunté mientras me ponía en marcha sin entender nada
  • Macho, la has cagado pero bien, no se lo que has hecho pero esto es mucho peor de lo que me imaginaba .-contestó la sombra con una expresión de felicidad dibujada, o tal vez imaginada, en su inexpresivo rostro.
  • ¿Mmme quieeeeressss exexexplicar deee unnnaaa veeez de queeeé vavavaaa tototodo estototo? .-conseguí balbucear a trompicones tanto por el esfuerzo de correr como por el miedo que me había entrado.
  • Joer, que es una cacería y las piezas sois vosotros .-me chilló la sombra como si sintiera pánico, aunque realmente se lo estuviera pasando en grande al verme en una situación tan comprometida.- Al parecer la cárcel de Soto está hasta arriba de gente y no cabe nadie más así que la única opción que tienes es evitar a un grupo de cazadores (creo que amiguetes del ministro) que van a salir en breve detrás de vosotros. Si consigues evitarles tal vez se sientan generosos y te perdonen tus culpas.
  • Me cago en to lo que se menea ¿qué culpas, joder?
  • Cuida ese lenguaje y sigue corriendo que algo habrás hecho para verte en esta situación.

De esa manera me ví envuelto sin buscarlo en una inmensa locura, corriendo por unos caminos que subían durante 6 kilómetros hacia la sierra y bajando por otros durante otros 6 kms hacia el pueblo otra vez, mirando para atrás constantemente temiendo ver aparecer mis verdugos disfrazados de cazadores, aunque lo único que veía eran otras víctimas que al igual que yo trataban de escapar.
En muchas ocasiones miraba hacia los lados esperando ver aparecer la punta de una escopeta camuflada detrás de alguno de los muchos árboles que flanqueaban el camino, otras veces mi mente me jugaba una mala pasada y olvidando el peligro se quedaba extasiada mirando el paisaje.
Por suerte ni la subida ni la bajada tenían unas pendientes excesivas por lo que pude mantener un ritmo aceptable que me sirvió, milagrosamente, para evitar que me alcanzaran los temidos cazadores.
Al cabo de casi 65 minutos llegué al mismo punto en el que había comenzado todo, un poco sorprendido porque en ningún momento sabía por donde iba ni, por tanto, donde iba a acabar todo y lo único que conseguía hacer era seguir, a duras penas, a los que corrían delante de mí.

  • Para ya
  • ¿Cómo que pare ya, y los cazadores qué?
  • Que ya ha terminado todo, venga recoge esa bolsa que te dan y vamonos al coche.

En ese momento, confirmado por el tono burlón de mi sombra, me dí cuenta que había vuelto a caer inocentemente en una de sus pesadas bromas, por lo que avergonzado por haber sido burlado una vez más me fuí cabizbajo hasta el coche prometiendome que nunca, pero nunca, volvería a caer en los trapicheos de mi puñetera sombra.

Comentarios

Жители Турции – общество и этикет

Жители Турции – общество и этикет Click here!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados