Pies de barro

Es algo que mi sombra me lo lleva repitiendo una y otra vez, "tienes que ir poco a poco, levantando cada piso solo cuando tienes asentado el anterior, y así con todo, sin apresurarte, sigue esas instrucciones y verás como te irá mucho mejor.

  • Tienes que estar allí el domingo por la mañana
  • ¿Pero eso de qué me va a servir?
  • Ya te lo he dicho mil veces, haz lo que te digo y obtendrás una buena base
  • No se, no estoy muy convencido
  • ¿Acaso te he fallado alguna vez?
  • No eres el más indicado para hacer esa pregunta ¿quieres que te refresque la memoria?
  • Bueno, no te desvíes del tema.

Al final como casi siempre acabé por dejarme engañar por mi sombra y esta mañana me fuí a la Casa de Campo a hacer terapia de grupo, aunque maldita la gracia que me hacía.

Por allí me encontré con bastante gente conocida, y me sorprendió que asistieran a la reunión porque no les imaginaba con mis mismos problemas mentales.

El caso es que como casi siempre, el evento no ocurría en el lugar de encuentro sino que había que trasladarse a otro sitio. Me apunté mentalmente que a la próxima que me liara mi sombra le pediría por adelantado más información porque siempre me envía a los sitios a ciegas.

Después de casi dos horas de recorrer un montón de caminos, pasar junto a extrañas construcciones enterradas, y otras no menos curiosas escaleras que subían hacia las nubes sin ningún sentido, o bañeras de plástico en las que crecían juncos, acabamos cerca del punto de reunión, en un bar tomando unos callos con garbanzos y donde para mi sorpresa, se dio por terminada la sesión.

  • ¿Qué tal ha ido?
  • Pues no sabría que responder
  • Hombre, algo podrás decir ¿no?
  • Pues la verdad es que no he llegado a entender en qué ha consistido la terapia esta. Lo único que he sacado en claro, o tal vez debería decir en oscuro tirando a marrón, es el barro que se me ha acumulado en los pies.
  • Pues de eso se trata listo, aunque te parezca que tienes los pies de barro lo de hoy te tiene que haber dado más confianza
  • Vale, pero ¿vas a lavar tu las zapatillas?

Miedo me da cuando mi sombra me sugiera que tengo que tener más mano izquierda y que me va a preparar algo para andar con pies de plomo, porque parece claro que las metáforas no son lo suyo y que se acaba tomando todo al pie de la letra.

Pies de barro

Comentarios

Mu bueno Jose Luis, te echaba

Mu bueno Jose Luis, te echaba de menos con esa peculiaridad tan personal tuya de escribir jejejejeje, tranquilo, las zapas no se lavan, el barro se seca y en la siguiente salida a la segunda zancada se te cae el barro solito, limpiarlas????, "paque", yo particularmente a la segunda salida ya están llenas de sudor y manchas, lavarlas?, si las utilizo para eso, correr, no tiene sentido, no me las pongo ni para pasear ni para ir a misa los domingos, solo para correr.
Cuidate........tu, las zapas para los pies y correr.
Un abrazo

Eres la metáfora

Eres la metáfora personificada, ahora bien...,conclusiones: Que hay que andar con piés de plomo y tener las zapas lavadas y prestas...,tomo nota.
Muy bueno Jose Luis, sigo con la terapia haber si me entero....

Jajajaja, ¡¡me encanta!!

Jajajaja, ¡¡me encanta!!

Juajua

Mismos problemas mentales?? jajajaja, me parto contigo.... Estaba pensando que mejor no le hago una foto a las mías, ¿no? xDD por cierto, mantenme informado sobre esa media de Junio. Tenemos más gente interesada! Un abrazo chaval, se te echaba de menos. De vez en cuando publica "argo"!...

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados