Zigzag

Zigzag es lo que hay que hacer cuando se tiene la osadía de salir a trotar por los carriles bici de Getafe una tarde de primavera, y si encima cometes la desfachatez de llevarte al niño con su bici, se convierte en una sucesión de zigzag imposibles.

La verdad es que hay gente que no tiene remedio y que se empeñan en utilizar los carriles bici para correr o para montar en bici, cuando todo el mundo sabe que se construyeron para que los utilicen la gente que va paseando a su bola, o que decide pararse a hablar en mitad del carril.

Cuando uno va por uno de estos carriles practicando la incívica actividad de correr o incluso montar en bici debe ir pidiendo perdon a todas estas personas por las molestias que les puedes ocasionar al pasar a su lado, al fin y al cabo eres tú el que está haciendo una actividad poco decorosa.

Por eso desde aquí tengo que pedir perdón a toda esa gente a la que forcé a agruparse en tan solo la mitad del carril mediante el insultante grito de "Cuidado, bici", y sobre todo tengo que pedir perdón a esas dos señoras que ejerciendo su real derecho ocupaban todo el ancho del carril mientras paseaban y tuvieron que apartarse para dejarme pasar, pero solo a mí, ya que mi hijo que venía detrás con su bici aun no se había ganado ese derecho y por tanto debía frenar, sin éxito, al ver como la señora le cerraba el paso. Debo pedir perdón a esa señora pues mi hijo no supo reaccionar a tiempo frenando en esas décimas de segundo y fue por tanto atropellada por él, pero sobre todo debe pedir perdón porque cuando esta señora se levantaba recriminando al niño su acción se encontró con que el padre, esto es yo, se atrevía a decirla que no tenía razón, que ella se había echado encima del crío sin darle tiempo a reaccionar, teniendo en cuenta que todavía no controla muy bien la bicicleta, que además ella era la que circulaba mal pues estaba monopolizando un carril bici (como si los carriles bici fueran para las bicis) y que demostraba muy poca educación al intentar enmascarar su error cargando las culpas sobre el niño. Sí, debo pedir perdón por todo ello pues es de sobras conocido que los carriles bici pertenecen en exclusiva a esas personas que lo ocupan en todo su ancho para andar o para pararse a charlar y que aquellos que van corriendo o en bici deben irse a otro lado, y más si se trata de un niño que no controla la bici a la perfección, pues como decía esta insigne señora, si el niño no sabe montar bien que no circule por ese carril que hay demasiada gente (obviamente lo ideal es salir a las 24:00 que hay menos "tráfico"), y además el niño ya tiene suficiente edad para montar bien (con esto también debo pedir perdón pues yo le repliqué, obviamente sin razón, que ella también tenía suficiente edad para haber aprendido un poco de educación) y ...

... y que aquí se acaban los perdones, que le den a la señora esa y que espero no volver a cruzármela porque a lo mejor no es atropellada accidentalmente por la bici de un niño, sino por un energúmeno que decida en ese momento hacer unas cuantas rectas a fondo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados