Por primera vez

Parece mentira que a estas alturas, con tantos años ya a mis espaldas, aún no lo hubiera hecho nunca, que después de 42 tacos y medio todavía permaneciera virgen, pero el caso es que es así, era una de mis muchas asignaturas pendientes y aun no la había superado. Ya uno de mis sobrinos al que casi le doblo la edad me había dicho que tenía que probarlo, que era muy placentero pero por unas cosas u otras lo iba dejando a un lado.

El caso es que llevaba ya un tiempo rumiando el asunto y al final me puse como fecha límite este fin de semana, si podía ser el sábado mejor, y si no del domingo no podía pasar.
Este sábado me encontraba muy cansado, y con pocas ganas, vamos que la inspiración no me había venido, y por más que miraba de cintura para abajo no vislumbraba ningún ánimo, por lo que decidí postergarlo un día más pensando en que al final volvería a fallar, algunos lo llaman gatillazo, y seguiría sin vivir esa experiencia.

Sin embargo cuando me levanté el domingo lo hice con bastantes ganas y me encaminé al lugar indicado. Al llegar me sorprendió que a pesar de ser relativamente pronto para un domingo, había mucha más gente, locos viciosos los llamarían algunos, y por lo que se veía todos habían venido a lo mismo que yo, aunque eso sí, me daba la impresión que ellos no eran primerizos, pues se les veía con mucha más soltura, y por qué no decirlo, sin ningún tipo de pudor.

Allí me encontré con algunos que lo estaban practicando en pareja, muy compenetrados ellos, otros en grupo, así todos revueltos, y algunos, los menos, al igual que yo en solitario, pero en todos ellos se veía, tras la fachada externa del esfuerzo que la actividad requería una orgásmica sonrisa.

La verdad es que las sensaciones fueron muy gratificantes y me prometí repetir la experiencia, aunque claro, la siguiente vez no sería tan especial como en esta ocasión en que por primera vez estuve en el Cerro de los Ángeles corriendo entre sus pinares.

Eso sí, para la próxima vez procuraré no pasar al lado de la panificadora que tiene el mismo nombre que el lugar donde trabaja mi pareja, porque tras imaginármela allí entre la harina no creo que pueda volver a reprimir la tentación de dar media vuelta, regresar a casa y emulando a cierto "cartero" llamar a su puerta por dos veces.

Estadísticas del 17 de Enero:

  • Distancia (metros): 16500
  • Tiempo total: 1h 29' 00''
  • Ritmo (min/km): 5' 24''

Comentarios

Saludos al crack de Leganes

Hola Jose Luis, entre que no tengo mucho tiempo y que soy un poco inutil yo en esto de los enlaces, y eso que soy informático (eso dicen jejejejeje), pero está informática no es lo mío, está claro, estoy muy mayor, a lo que voy, que había perdido tu pista, y eso si que no eh?.
Ese estilo inconfundible de relatar las concentraciones de "zumbaos" en pantalones cortos (o en mallas que aún es peor), para ponerse a correr o lo más parecido a mover las piernas con cierta soltura, ese estilo repito, lo tienes que patentar, ni los mejores columnistas, y hay algunos que viven de puta madre y ponen cada gilipollez que "paque".
Veo que sigues corriendo, por lo que no se te ha curado esta bendita locura que tenemos algunos, cosa que me alegra, no lo dejes porfa.
Bueno que me lío más que una manta, que me alegro de localizarte, intentaré que estemos en contacto por lo menos por aqui, y cuidate
Un abrazo.
Rafa

El auténtico crack de Leganés

El auténtico crack de Leganés fuiste tú, con ese buen humor con el que animaste, no solo a Dani y a mí, sino a todos los que se cruzaron contigo durante esa media, joder si es que los organizadores deberían invitarte gratis a la próxima edición y además anunciar en grandes carteles que contarán con tu impagable presencia.

Por cierto cuidate, y a recuperar ese talón.

Buen rodaje entre pinos

Hola Jose Luis, me alegro que por fin dieras el salto a rodar por ese paraje, es muy bonito y siempre correr entre pinos alegra la vista y oxigenas tu cuerpo...

buen rodaje y ritmos, a seguir tan bien

Un saludo
Quique

¡Hombre Quique! me alegro de

¡Hombre Quique! me alegro de leerte por aquí, pero más me he alegrado de ver que esa lesión pasa ya a ser historia.

Ya suponía algo

Desde el principio imaginé que tenías que salirte por los cerros de Úbeda, pero te fuiste a otros cerros celestiales. Buena originalidad en tu relato.

Saludos.

Los de Úbeda me quedan un

Los de Úbeda me quedan un poco lejos, y lo de celestiales tan solo por el nombre porque a mí siempre me tiraron más los ángeles caídos ;)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados