¿Revancha? y tran-tran

Después del sabor agridulce que me dejaron los dos últimos kilómetros de la Intercampus, tenía ganas de "desquitarme" corriendo, aunque fuera una distancia corta, a un ritmo cercano a los 5 min/km, así que el miércoles pasado aprovechando que tenía muy poco tiempo, descontando calentamiento y estiramientos no me quedaba más que 25 minutos, salí con la idea de hacer entre 4 y 5 kilómetros rozando los 5 min/km, que para mí supone ir practicamente a tope.

Las tres primeras vueltas al parque (de algo más de un kilómetro cada una) fuí clavando un ritmo ligeramente superior a los 5 minutos, segundo arriba segundo abajo, sin variar practicamente entre vuelta y vuelta. Las pulsaciones iban bastante aceleradas aunque las piernas iban respondiendo bien, eso sí no hacía más que mirar el reloj porque veía que al final no me daba tiempo a llegar a buscar a mi hija a inglés.
La verdad es que tenía la cabeza más pendiente de las cuentas que de otra cosa, "si mantengo este ritmo puedo hacer otras dos vueltas más y luego me sobran 5 minutos para llegar a la academia, pero como la última vuelta me de un bajón no llego, ... bueno, si después de la cuarta me veo bien de fuerzas hago una quinta, y si me veo justo hago una corta de medio kilómetro".
Al final el cuarto kilómetro lo pasé en algo menos de 5 minutos lo que me animó a completar una última vuelta apretando más hasta unos 4'50'' aún lejos de los 4 y medio de otros momentos pero que al menos me dejaba unas sensaciones más agradables.
Evidentemente sabía que esta salida no era una revancha de la carrera del domingo, no podía serlo, no solo la distancia era la mitad sino además el recorrido del miércoles era completamente llano a diferencia de los últimos 3 kilómetros de la Intercampus que picaban constantemente hacia arriba, pero el hecho de haber corrido 5 kilómetros a una media inferior a los 5 min/km, haber llevado un ritmo constante casi todo el tiempo y haber conseguido mejorar el ritmo en el último kilómetro hacía que, a pesar del cansancio y del estrés acumulado por llegar con la hora justa a la academia de inglés, supusiera un pequeño chute de autoestima, que de vez en cuando no viene mal.

El sábado estuve con la familia en plan "dominguero" en el parque Polvoranca y aproveché mientras paseabamos para reconocer los caminos por los que pasaba la carrera del Club Amigos del próximo 24 de mayo. No se si al final participaré en la carrera pero del paseo me quedaron bastantes ganas por participar, la verdad es que la parte que bordea el estanque es bastante interesante para trotar por ahí, con la laguna y sus patos a un lado y las colinillas verdes (al menos ahora son de ese color) al otro lado, y además todo el recorrido va por caminos de tierra, que para mis rodillas van mucho mejor que el duro asfalto; así que muy probablemente, si no me surge algún compromiso me acabe apuntando y así, de paso, colabore algo con una asociación de ayuda a personas con discapacidad intelectual.

El domingo por la mañana, antes que tocaran zafarrancho, me calcé otra vez las zapatillas aunque en esta ocasión con otras pretensiones distintas a las del miércoles, la idea era trotar tranquilamente durante unos 40-45 minutos sin forzar el ritmo. Como estaba un poco cansado del parque de Castilla La Mancha, me fui calentando hacia el campo de futbol y tomé el camino que sube por detrás de la grada norte, la que da la espalda a la M-45, y lleva en algo más de 2 kilómetros al parque de Andalucía.
Comencé a un ritmo muy tranquilo, ligeramente inferior a los 5'50'' y con unas pulsaciones inusualmente bajas para mí ya que andaban por las 155, al llegar al parque de Andalucía me puse a dar varias vueltas por los caminos del interior del parque aumentando progresivamente el ritmo, y así los dos siguientes kilómetros los hice a un ritmo cercano a los 5'40'' y unas pulsaciones que seguían bastante bajas, sin llegar a superar las 160.
Los dos últimos kilómetros que hice por el parque incrementé un poco el ritmo hasta un poco más de 5'20'', aumentando las pulsaciones hasta las 165. La verdad es que iba bastante cómodo pero preferí no forzar mi oxidada maquinaria así que al finalizar el cuarto kilómetro por el parque (algo más de 6 kilómetros en total) volví a retomar el camino de vuelta hacia el aparcamiento del campo de futbol, y así completar algo más de 8 kilómetros en poco más de tres cuartos de hora a un ritmo medio inferior a los 5'35'' y con unas pulsaciones que casi siempre estuvieron por debajo de las 165, salvo en la corta pero dura subida por detrás de las gradas del campo de futbol que se dispararon por encima de las 175.

Si tengo que valorar la semana por las sensaciones que he tenido le tendría que dar una buena nota pues, aunque no he hecho muchos kilómetros esta semana, en línea con lo que vengo haciendo en los dos últimos meses, por una parte la salida del miércoles me ha persuadido que en cuanto gane un poco más de fondo podré plantearme bajar de los 52 minutos y acercarme a los 51 y por otra parte la salida del domingo, aunque no fuera larga, me ha dejado la impresión que el ritmo de 5'30'' a 5'40'' lo puedo llegar a mantener durante bastante tiempo aunque eso será otra historia, que con suerte, si las rodillas me respeten, la comience después del verano si finalmente me empiezo a plantear el preparar una media (por ejemplo la de Getafe).


Estadísticas del 1 de Abril:

  • Distancia (metros): 5050
  • Tiempo total: 25:04
  • Ritmo (min/km): 4:58

Estadísticas del 5 de Abril:

  • Distancia (metros): 8360
  • Tiempo total: 46:30
  • Ritmo (min/km): 5:34

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados