Amago de cante jondo

Ultimamente tengo bastante abandonado el blog, pero es que desde que me he enterado que los días solo tienen 24 horas no me queda tiempo para nada; así que como voy con prisa voy a poner un breve, más bien fugaz, resumen de mis últimas salidas.

El día internacional de la mujer salí por la mañana a retomar mi trote cochinero, lo de cochinero nunca he llegado a saber si hacía alusión al olor que va dejando mi sudor o se refiere a otra cosa.
Al poco de empezar, y a pesar de ir corriendo por suelos blandos, camino y hierba, empecé a notar que la rodilla derecha empezaba a cantar con sus típicos acordes estridentes, yo no se cantar así que no le puedo pedir a mis rodillas que sean capaces de entonar una melodía sin desafinar, aunque ya que estaban cantarinas preferiría que en lugar de salir con coplas flamencas entonaran algún tema de Peter Gabriel, y si el inglés se les da tan mal como a mí pues me podría conformar con algún tema de Platero, Barricada o Rosendo, pero no, no estaban por la labor, así que me tocó aguantar algunos fandangos bastante desafinados, por suerte era yo el único que escuchaba semejante estropicio.
Aunque la molestia no desapareció tampoco fue a más, por lo que seguí corriendo aumentando ligeramente el ritmo hasta llegar a los últimos 1500 metros a poco más de 5 min/km; como la rodilla me tenía un poco mosqueado no quise forzar esta vez bajando otra vez de los 5 minutos. Salvo por el runrun de la rodilla la salida fue bastante positiva ya que me encontré muy cómodo durante todo el tiempo y con unas pulsaciones que estuvieron casi todo el tiempo entre las 160 y las 165, lo que para mi acelerado corazón suponía un gran triunfo.
Un rato después me reunía con el resto de la familia y nos encaminamos los cuatro al centro de Getafe para participar en una carrera (más bien marcha o sería más acertado llamarlo paseo) muy corta (de unos dos kilómetros y medio) para celebrar el día internacional de la mujer. Llegamos poco después de las 10 y media y tras recoger el dorsal (sin número porque la carrera no era competitiva) y las camisetas de algodón que acabé guardando en la mochila, nos pusimos a esperar tranquilamente a que dieran la salida, mientras el alcalde y otros políticos oportunistas se hacían la correspondiente foto.
A las 11 y pico dieron la salida y como estábamos por el final nos pusimos a caminar, sí, andar porque trotar era imposible. Al final nos fuimos metiendo por las aceras y pudimos ponernos a trotar un poco, eso sí, con varias paradas porque la cría se había hecho daño en la pierna y le dolía un poco, aunque eso no fue motivo para impedir que los últimos 500 metros los hiciera esprintando.

Durante el resto de la semana no pude salir ningún día, unas veces por cuestiones laborales y otras por compromisos familiares, así que el viernes me encontré inesperadamente con un hueco de una hora más o menos y decidí aprovecharlo por lo que me volví a calzar las zapatillas y salí a arrastrarme por los caminos. En esta ocasión la rodilla se mantuvo en silencio, tal vez ofendida por mi opinión sobre sus gustos musicales, pero el caso es que, salvo un leve ronroneo, como el de un gato, no salió nada más de ella. Ese día resultó bastante soso en cuanto a ritmos de carrera, ya que casi todo el tiempo iba marchando al mismo ritmo (cercano a los 5'40''), practicamente clavandolo en cada kilómetro, aunque eso sí, las pulsaciones iban más aceleradas que el domingo pasado, se ve que a mi corazón le gusta más correr por las mañanas. Al final los últimos mil quinientos metros aceleré un poco pero sin forzar demasiado para dejar al final una media algo superior a los cinco minutos y medio.

Habiendo salido el viernes no iba a repetir el sábado (eso de correr dos días seguidos es demasiado para mí) y además ese día teniamos la segunda y última jornada del campeonato local de ajedrez que lo estaban disputando mis niños y los dos tenían oportunidades de conseguir un trofeo en sus categorías. Al final el pequeño se quedó a las puertas de conseguir el tercer puesto entre los prebenjamines mientras que su hermana se hizo con el primer puesto en la de benjamines, lo que supone que además de tener que buscar sitio en casa para su trofeo, tengamos ya comprometidos los dos últimos fines de semana de abril porque se clasificó para el campeonato provincial de Madrid.

Después del éxito de los niños del día anterior regresé a mi triste realidad de paquete, eso sí un paquete padre de unos campeones de ajedrez, que eso no me lo quita nadie :)
El domingo volví a salir por la mañana y en esta ocasión me encaminé hacia el campo de futbol para correr por los caminos que hay entre el estadio y la M45 y cruzarla luego para irme al otro lado de la vía del tren y así cambiar un poco de aires. Entre el kilómetro 1 y el 2 tuve que modificar el recorrido porque me encontré con una valla que me bloqueaba el paso, por lo que a partir de ese momento dejaron de servirme las referencias kilométricas que tenía almacenadas en memoria. Eso hizo que al no saber la distancia que iba recorriendo me lo tomara con mucha calma, con las pulsaciones por debajo de los 160 y "disfrutando" del árido paisaje y de las colinas de residuos ¿orgánicos? que se acumulaban en algunos puntos del camino. Al final tras pasarme por el Parque de Andalucía para oxigenarme un poco y sobre todo olvidar los vertederos por los que había pasado, regresé hacia el punto inicial subiendo la cuestecilla, para mí muro vertical, que escala por detrás de las gradas del campo de futbol. En este punto las pulsaciones se dispararon por encima de las 170 pero es que parecía que había alguien detrás tirando de mí hacia abajo.

Ahora me esperan varios días de inactividad porque ni hoy ni mañana podré salir a correr y después nos vamos de viaje cuatro días así que hasta la semana que viene, si es que encuentro hueco, no podré volver a patear.


Estadísticas del 8 de Marzo:
  • Distancia (metros): 6500
  • Tiempo total: 35:12
  • Ritmo (min/km): 5:25

Estadísticas del 13 de Marzo:
  • Distancia (metros): 7500
  • Tiempo total: 41:42
  • Ritmo (min/km): 5:34

Estadísticas del 15 de Marzo:
  • Distancia (metros): 8070
  • Tiempo total: 46:52
  • Ritmo (min/km): 5:49

Comentarios

Eso es, si la cosa queda en

Eso es, si la cosa queda en amago ponle cuidado y cariño, pero por lo menos tus sesiones de zapatilla te estás pegando, jeje.Un saludo y hasta pronto!!!

Bueno, bueno, pues has

Bueno, bueno, pues has tardado, pero el resumen ha sido amplio y bien surtido, jajaja. Bien por tus rodillas que, aunque se den al Death Metal de tanto en cuanto, te van respetando en una buena proporción de salidas. Y eso al final se nota en el coco, que va más tranquilo.Semana ocupadilla, con carrera solidaria incluida, mira, eso está muy requetebien y además acompañado como debe ser por la familia. Y por cierto!!! Feliciadades a los dos genios que tienes por ahí dándole al caballo y al alfil, haciendo enroques y jaques mates. :) Nosotros también nos tomaremos unos días, pero ¡no perdonaremos correr! Nos vamos con todos los trastos (arcos, mallas, zapatillas y ganas) a Zaragoza.¡Que te lo pases teta, niño! Un abrazo fuerte y ánimo con esos entrenamientos.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados