Alea jacta est

Esta semana me la he tomado tranquila en cuanto a ritmos y he aprovechado a salir un total de 3 días, los dos primeros con un amigo y hoy con los dos enanos y mi pareja.

El miércoles aprovechando la hora de inglés de Marta, salí a correr un rato junto al padre de una amiga de la niña. Así que después de dejar a las dos en la academia nos pusimos a trotar por el carril bici. Ibamos a un ritmo muy lento, rozando los 7 min/km, lo que nos permitía ir tranquilamente charlando. Así sin forzar nada, lo que para mí casi es una novedad, estuvimos casi 40 minutos; hacía tiempo que no veía el pulsómetro dandome unas cifras tan bajas, y eso que tiene la costumbre de dispararse en cuanto pienso que tengo que mover un solo músculo.

Ayer sábado volvimos a repetir la experiencia, en esta ocasión aprovechando que por la mañana llevamos a los niños a ajedrez (él a su hija mayor y yo a los dos míos). Esta vez le comenté que yo prefería ir al vecino parque de Castilla la Mancha para evitar un poco el asfalto y darle así un breve respiro a mis rodillas, así que para allá nos fuimos a dar vueltas por el camino que va junto a la valla. En esta ocasión Jesús empezó forzandose más que el otro día, de hecho ibamos a 6:30 y aunque yo iba bastante bien, le dije que bajara un poco la velocidad porque no me apetecía que se quemara, el caso es que no me hizo caso y seguimos algo más de un kilómetro igual, con algunos intentos infructuosos por mi parte para que fuera él el que más hablara y así bajara el ritmo sin darse cuenta. Más o menos a los 2 kilómetros y medio me dijo que siguiera yo y que él se reenganchaba en la siguiente vuelta, así que aproveché para forzar un poco mi ritmo y meterme algo de presión haciendo dos kilómetros en 10 minutos hasta que volví a alcanzarle. A partir de ahí hicimos otra vez juntos el último kilómetro volviendo otra vez al ritmo de 6:30 y ya lo dejamos para ir a recoger a los niños.

Hoy he vuelto a salir aunque en esta ocasión iba más acompañado ya que hemos salido la familia en pleno, los dos niños, Carmen y yo. Así que nos hemos acercado a la pista de atletismo, que salvo una banda que desde la grada debía estar ensayando para el carnaval, no había mucha más gente. Allí hemos empezado a trotar un poco, al principio los 4 juntos, pero en seguida los niños han decidido hacer rectas por su cuenta. Al cabo de 3 vueltas de ir juntos ella se ha parado, bueno realmente ha seguido andando, para recuperar aliento, así que, aprovechando que en el estadio estamos todos a la vista yo he seguido pero esta vez a mi ritmo, o tal vez al ritmo que me gustaría tener; he forzado un poco durante 5 vueltas más (2000 metros) marchando a un ritmo de 5:00 min/km y luego he vuelto a reengancharme con Carmen durante otras dos vueltas más. Al acabar esos 800 metros ella ha vuelto a caminar y como ya teniamos que ir pensando en volver, las tareas de la casa no perdonan, yo he decidido seguir 3 vueltas más pero esta vez forzando a tope, tanto que el pulsómetro ha vuelto a pasar de las 180 pulsaciones, lo que se supone que para mí es una cifra crítica. En estas 3 vueltas he empleado algo menos de 5 minutos y medio lo que supone un ritmo ligeramente superior a los 4:30, después de eso no podía ni hablar, ¡y pensar que hay gente que simplemente calentando ya va más rápido de esos 4 minutos y medio!



Ah, antes que se me olvide, ayer decidí volver a cruzar el Rubicón y aprovechando que tenía que pasar por allí cerca, me acerqué a Bikila y me inscribí en el Ecozar de Fuenlabrada. No se si después de la carrera seré capaz de volver a correr pero ¡que me quiten lo bailao!








Estadísticas del 4 de Febrero:

  • Distancia (metros): 5550
  • Tiempo total: 38:04
  • Ritmo (min/km): 6:52



Estadísticas del 7 de Febrero:

  • Distancia (metros): 5300
  • Tiempo total: 31:28
  • Ritmo (min/km): 5:57

Estadísticas del 8 de Febrero:

  • Distancia (metros): 5200
  • Tiempo total: 33:07
  • Ritmo (min/km): 6:23

Comentarios

Bueno, pues no está nada

Bueno, pues no está nada mal... Y aunque la suerte esté echada, creo sinceramente que tendrás una agradable carrera si no te metes mucha caña nada más empezar. ¡Tío! Esos ritmos de 4:30 son cuasi-profesionales, jajaja. Pero amos, es que bajar de 5 es todo un reto para cualquier corredor aficionado... (o al menos para nosotros)¿A que está genial ir acompañado en tus salidas? ¡Y aun más de la familia! Tiene su puntito, aunque francamente, de vez en cuando también me gusta disfrutar de una horita de soledad "mental". Cuidate mucho Jose Luis, y mucha suerte con ese 172.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados