Pronóstico ¿estable?

Esta semana por cuestiones laborales no he tenido tiempo de montarme en la bicicleta estática. Al final tendré que agradecer a mis jefes que velen por mí impidiéndome que me aburra dando pedales.

Así que he aprovechado este fin de semana para salir a correr los dos días y probar así que tal responden las rodillas al esfuerzo.

Ayer salí por la mañana con la intención de rodar una distancia corta, no más de 5 kilómetros, intentando llevar un ritmo algo, pero no mucho, más rápido de los 6 minutos/km. Un poco antes de las 9 me dirigí hacia el cercano parque de Castilla la Mancha para intentar evitar correr sobre asfalto. Mis rodillas agradecerán que las zapatillas se manchen con el barrillo de los caminos del parque.

El primer kilómetro lo hice más rápido de lo que pretendía, por debajo de los 5:40 así que en el segundo me controlé un poco más bajando el ritmo a casi 5:50. Como me encontraba bien, tampoco es que fuera muy sobrado, decidí intentar incrementar poco a poco el ritmo en los 3 kilómetros finales, así el tercero lo pasé en un tiempo similar al primero mientras que en el cuarto rocé los 5:30. El último apreté más para terminar a tope (lo que para mí significa ir al ritmo del caracol) y dejé el tiempo final en algo menos de 28 minutos, lo que daba un último kilómetro en 5 minutos. Eso sí al terminar no podía pronunciar palabra, aunque claro para qué iba a hablar si el único que me podía escuchar era yo mismo, y ya bastante es que haya algunos que te miren raro por ir corriendo, pero lo último que me faltaba es que encima lo hagan por ir hablando solo.

Esta mañana he vuelto a salir, a eso de las 9, y si bien ayer el ambiente estaba simplemente húmedo por una niebla alta, hoy caían algunas gotas que poco a poco han ido aumentando su frecuencia hasta convertirse al rato en un calabobos bastante persistente.
Como ayer, me he vuelto a dirigir al parque aunque en esta ocasión la idea era evitar el camino y correr directamente por la hierba que bordea la senda, de esa manera confiaba en no cargarme demasiado de barro aunque sabía que había zonas que no iba a poder evitarlo.

En esta ocasión he ido los tres primeros kilómetros bastante más lentos, rozando por debajo los 6:00, con el fin de ir poco a poco cogiendo el ritmo, como iba bastante bien (hacía mucho tiempo que no veía mis pulsaciones sobre las 160) he incrementado en el cuarto el ritmo (algo menos de 5:30), y en el quinto aún más (casi 5:20). En este punto llevaba bastante aceleradas las pulsaciones así que el sexto kilómetro he ido unos 5 segundos más lento y cuando iba terminando se me ha planteado la disyuntiva, ¿seguía un kilómetro más intentando hacerlo a tope como el día de ayer o continuaba hasta un total de 8 km manteniendo el ritmo en torno a los 5:30?. Al final la lluvia y el barro que me empezaban a molestar tomaron la decisión por mí por lo que decidí terminar en los 7 km haciendo el último en 5 raspados.

Ahora ya solo me queda esperar a ver como evolucionan las rodillas, de momento no parecen resentirse del día de ayer pero hasta mañana no veré si finalmente estos dos días acaban pasandome factura. Eso sí, esta vez que no se quejen por la dureza del terreno porque lo de hoy era correr casi sobre cojines (un poco mojados y con algo de barro pero igual de mullidos).

Si en los próximos días siguen estables las rodillas es muy posible que acabe pagando la inscripción de la carrera de Fuenlabrada, pero bueno, eso ya se irá viendo.

Estadísticas del 31 de Enero:

  • Distancia (metros): 5050
  • Tiempo total: 27:52
  • Ritmo (min/km): 5:32

Estadísticas del 1 de Febrero:

  • Distancia (metros): 7070
  • Tiempo total: 39:27
  • Ritmo (min/km): 5:35

Comentarios

Muchas gracias Grimo y

Muchas gracias Grimo y Dani.La verdad es que algún que otro <>mu<> sí que dicen las rodillas, pero lo llevan diciendo desde hace tiempo, corra o no corra, así que me estoy acostumbrando a convivir con ello y confiar que no se convierta en el dolor que en octubre me dejó sin mi trotecillo de gusano.De todas formas estoy bastante satisfecho, no tanto por la distancia sino sobre todo porque salí a correr dos días seguidos (hacía meses que no hacía algo así) y de momento aquí sigo caminando sin problemas; este fin de semana, si veo que no se me va a complicar el trabajo con eso de tener que hacer horas los sábados y domingos, y no salen otras molestias <>extras<>, es muy posible que acabe formalizando la inscripción de Fuenlabrada y entonces empezaré a padecer yo también, con mucho gusto eso sí, los nervios que suelen preceder a las carreras.

¡Que bueno Jose Luis! 7

¡Que bueno Jose Luis! 7 kilómetros y tus rodillas no dicen ni mu. :) Parece que la cosa marcha. Y no digamos si para colmo rematas la faena corriendo en Fuenlabrada!! Nosotros vamos a dejarla pasar, con el fin de estar bien centrados en la de Marzo.Felicidades por esos 7 km tan bien dosificados.

Poco a poco, de momento este

Poco a poco, de momento este fin de semana han caido unos cuantos kilómetros, sigue así con paciencia y ya verás como esas rodillas aguantan bien. Un abrazo.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados