El extraño viaje

Esta semana había previsto intentar subirme un par de veces a la estática, pero al final por motivos de trabajo me ha sido imposible hacerlo hasta hoy.

Así que volví a escalar (sí el verbo es apropiado dada mi reducida estatura) a la bicicleta con el temor fundado de volver a sumergirme en el insondable aburrimiento de dar pedales sin avanzar.
Desde la última vez había intentado hacer un ejercicio de autoconvencimiento de lo bien que me lo iba a pasar encima de la bici pero me temía que no había sido muy convincente.

En cualquier caso me coloqué mis rodilleras, ajusté la altura del sillín que sube y baja en función de quien se sienta encima, apreté la ruedecita esa que hace que los pedales estén más duros y cueste más hacerlos girar y me puse a pedalear admirando el increíble paisaje de las paredes y cortinas de la habitación.

Sin saber muy bien como, al minuto de pedalear me encontré callejeando por Colombres bajando hacia El Peral, y entonces me acordé, ¡ese día iba a circular por la carretera Nacional que va hacia Llanes!, ¿cómo se me había podido olvidar?.

A mi derecha e izquierda había campos de un verde brillante por las gotas de la brumosa mañana. El olor a campo, a pueblo, a vacas, en definitiva a vida, estaba presente por todas partes mientras yo seguía dando pedales por una carretera increíblemente vacía, únicamente me cruzaba con otras personas que iban caminando, corriendo, pedaleando ... incluso algunos de ellos iban como locos subidos también en sus bicicletas estáticas poniendo tierra de por medio con el lugar donde se habían subido a la máquina.

Dejé atrás El Peral y la Franca y nada más salir de esta población decidí cambiar los planes, no iba a seguir por la carretera hacia Llanes, cogería el desvío que salía a la izquierda y que tras pasar por debajo de la carretera te acercaba a la playa de la Franca. Allí estuve un rato llenando mis pulmones con la brisa del mar, persiguiendo a las gaviotas y derrapando por la orilla.
De repente, una ola inmensa me empapó la cara y me llevó de golpe al interior de mi habitación donde la música de The Pogues sonaba a todo volumen a pesar que el Robe seguía cantando en el mp3. Entonces reparé en que se trataba del móvil, justo cuando llevaba 10 minutos los de ya.com me llamaban por una incidencia con el adsl. Por suerte la conversación terminó rápidamente, no creo que durara más de 3 minutos (lo suficiente para darme un código de incidencia y despedirse), ¡cómo se nota que esta llamada la pagaban ellos!.
Así que nada más colgar me volví a subir a la bicicleta con la intención de retomar la rutilla que estaba haciendo hasta que me interrumpieron, sin embargo no conseguí salir de mi habitación a pesar de mis denodados esfuerzos, es lo que tiene la bicicleta estática, no se rige por unas normas fijas y aunque a veces te permita recorrer cualquier lugar la mayor parte de las veces, al menos a mí, no me deja ver más que las cortinas, así que tras otros 20 minutos de aburridos pedaleos dí por finalizada la excursión.

Ya hasta el fin de semana no haré nada y el sábado decidiré que hacer, si salgo ese día a hacer el test semanal a las rodillas o por el contrario lo dejo para el domingo en cuyo caso no me quedará más remedio que salir pronto para correr un poco antes de la carrera o bien colarme en la media para hacer algunos kilómetros estorbando a los que corren.

Comentarios

y todo por no poner el poster

y todo por no poner el poster de la Pataki xD, son ganas de sufrir, jajajajaUn saludo Jose Luis, y ánimo con esas sesiones de estática, ya verás cómo tus rodillas, en poco tiempo, te lo van a empezar a agradecer.

"[...] A mi derecha e

"[...] A mi derecha e izquierda había campos de un verde brillante por las gotas de la brumosa mañana. El olor a campo, a pueblo, a vacas, en definitiva a vida, estaba presente por todas partes mientras yo seguía dando pedales por una carretera increíblemente vacía, únicamente me cruzaba con otras personas que iban caminando, corriendo, pedaleando ... [...]" Jajajaja, yo quiero de eso que fumas... :P No, en serio, por lo menos has tenido la fuerza de voluntad de someterte al trance del gotelé durante más de 25 minutos, que ya es decir. Al menos servirá para que tus rodillas mejoren y tu ánimo también.Un fuerte abrazo :)

La verdad es que lo de la

La verdad es que lo de la estatica es aburridillo. A mi me pasa igual cuando hago rodillo, que no aguanto más de 1 hora.Por cierto, muy bueno tu viaje, por un momento me he sentido en Asturias.Un saludo.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <u> <hr> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir spam automatizados